Song to Song: el arte de filmar para uno mismo

No acostumbro a leer argumentos de películas que me dispongo a ver, pero en el caso particular de cualquier obra de Terrence Malick, hacerlo es obligatorio para al menos saber a qué nos enfrentamos.

El excéntrico director  no ofrece una entrevista desde 1973 y en sus contratos con las productoras está expresamente prohibido que aparezca su rostro, que se pauten entrevistas o que acuda a conferencias de prensa, premieres o festivales.

Song to Song su nueva película lo corona nuevamente como el amante de lo incomprensible

Dos triángulos amorosos interrelacionados, la de las parejas formadas por los compositores Faye y BV , y la del productor musical Cook y su novia camarera , persiguiendo todos el éxito mientras tropiezan con la obsesión y la traición en el mundo de la escena musical de Austin, Texas

Tanto la crítica como los admiradores de Malick se empeñan en decir que sus cintas son poéticas, yo considero que más bien son desconcertantes.

Sus películas son contemplativas y terriblemente abrumadoras, sobre todo por esa excesiva voz en off.

Song to Song completa la trilogía de To the Wonder y Knight of Cups títulos que también resultaron soporíferos pero a los cuáles supera como el peor trabajo del cineasta hasta la fecha.

El estilo de Malick rompe con todo normas estéticas, formales , incluso temporales, además es conocido por filmar tomas  que luego extirpa del montaje final que se exhibe en salas. Esto le trajo diversas polémicas con, por ejemplo Sean Penn, que vio cómo su participación en ‘El árbol de la vida’ se mostró seriamente mermada.

No es un documental, tampoco un video casero, aunque lo pareciera Song to Song es otro experimento donde la cámara maximiza los espacios u objetos donde no existe, contenido, forma o significado.

Los personajes flotando dentro de un avión, el agua que se escurre por un tragante o un momento de cine blanco y negro, son algunos detalles que te dejarán estupefacto.

Escapan esta vez de la tijera de edición Michael Fassbender, Ryan Gosling, Rooney Mara, Natalie Portman y Cate Blanchett , sin embargo no veremos a Christian Bale ni a Benicio Del Toro

Si eres asiduo al director y posees el don de la paciencia Song to Song será un bocadillo, si aún no te has acercado a su filmografía ve despacio que todo en exceso es malo

Malick seguirá siendo un eterno desafío para actores y espectadores, por lo que a mí respecta le deseo suerte en su incursión en el documental, creo que le irá mucho mejor a ‘Voyage of Time’ que a Song to Song.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s