The Last Word : que la vida signifique algo

Mark Pellington se embarca en una fábula de autodescubrimiento en la dirección del drama The Last Word.

Harriett fue en su día una exitosa empresaria. Siempre ha controlado su vida. Por eso decide que su obituario también quiere controlarlo. Para ello contrata a una escritora para que narre la historia de su vida. Pero el

resultado no será el esperado..

La premisa no es novedosa, estamos ante un material predecible y ligero, sin segundas lecturas, ni giros inesperados.

The Last Word se debe a sus momentos de reflexión y comedia , sobre todo es un filme que sería imposible de ver sin su protagonista.

Shirley MacLaine es la gran diva, la señora que enciende la chispa de un filme que no encuentra alas para volar, simplemente maravillosa.

Amanda Seyfried de nuevo en un segundo plano, ñoña y apática.

Mis aplausos son únicamente para la figura principal, nada más merece reconocimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s