Gran polémica por la camiseta ‘antifeminista’ de El Corte Inglés

q.jpg

Que la moda va en función de gustos es algo sobresabido, y que pueden existir opiniones dispares sobre algún producto es algo lógico, pero los usuarios de las redes sociales no han dudado en unirse en un extremo para ponerse en contra del diseño de una camiseta de la marca Grean Coast, sección joven de El Corte Inglés. El motivo de esta revuelta nada tiene que ver con que esta sea bonita o fea, sino que se trata del mensaje que transmite, pues en ella podemos ver la palabra ‘feminist’ (feminista) tachada para añadir la palabra ‘fun’ (divertido), conformando la palabra ‘funminist’, o mejor dicho una vaciedad.

Las redes han interpretado este gesto como una degradación del movimiento feminista, pues consideran que con ese diseño proclaman que el feminismo no puede ir unido a lo divertido.

El primero en desatar la polémica ha sido Jedet Sánchez, que publicaba en su cuenta de Twitter un mensaje donde se leía: “¿En serio @elcorteingles? ¿Tachar FE de FEMINIST y cambiarlo por FUN? y en rosa, obvio, bien princesas. ¡Hasta luego, Mari Carmen!

 

El mensaje, que acumula cerca de 7.000 retweets, añade una fotografía de la camiseta en cuestión, desatando toda una oleada de mensajes que se sumaban a la protesta de Jedet.

 

La mala praxis de los movimientos

Cada usuario veía un aspecto negativo en la fotografía, y no es para menos, ya que el asunto tiene varias vertientes. En primer lugar, se deduce lo más obvio, parece ser que lo feminista no va ligado con lo divertido, ya que el hecho de que la palabra ‘fun’ se superponga a ‘feminista’ puede interpretarse de esta manera. Pocas cosas podemos decir sobre este punto, leyéndolo ya se deduce que es insultante.

Si profundizamos más en el fenómeno encontramos una segunda ‘ofensa’, y esa es la mala praxis que hacemos de los movimientos reivindicativos. Ser feminista es una forma de vida, es un movimiento de lucha por la igualdad societaria, y por lo tanto es un combate contra un sistema injusto, un sistema que ha dejado durante muchos años a las mujeres relegadas a un segundo plano. El solo hecho de pelear contra algo abusivo ya es demasiado serio como para que caiga en las manos de ese mismo sistema que lo perpetua y que convierte la vida en negocio, pretendiendo además sacar rentabilidad del sufrimiento de millones de mujeres. No a los productos de merchandaising. El feminismo no es un grupo de música que necesite dinero y utilice camisetas para promocionarse, el feminismo es una actitud.

Mercantilizar el feminismo al final acaba corrompiendo la esencia del movimiento, deformándolo hasta conseguir cosas como la que estamos criticando. Seguramente los diseñadores no quisieron herir al feminismo, posiblemente les parecería gracioso; valgase la ironía, utilizarlo como reclamo, dando como resultado un producto que al final no ha sido divertido, sino irrisorío, con acritud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s