Beauty and the Beast: volví a sentirme niña

Es innegable que  Beauty and the Beast la novela de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont  es uno los cuentos más adaptados a la pantalla grande. La primera versión corrió de la mano de  H.C. Matthews en el 1913, seguidamente Jean Cocteau ofrecía una francesa en 1946

Quizás la más recordada aún por encima de las series de tv sería la que realizara Disney en el 1991 y que ganara 2 Oscars y 3 Globos de Oro.

Luego de Alicia en el país de las maravillas, Cenicienta y El libro de la Selva, era cuestión de tiempo de que Beauty and the Beast se filmara en imagen real.

Bill Condon  (Candyman 2 , Kinsey , Dreamgirls y La saga Crepúsculo ) ha sido el encargado de transformar el animado en una película que es pura nostalgia y que como remake le hace justicia a la original.

Bella quiere alejarse de su aburrida vida en un pueblo francés. Su naturaleza independiente le hace rechazar a Gastón, su pretendiente más tenaz.          El día que su padre es encarcelado por una Bestia en su castillo, Bella decide tomar su puesto. La chica comenzará una relación especial con el personal del lugar quiénes han sido convertidos en objetos por la maldición de una bruja.

 

La mirada de Bill Condon

 

Beauty and the Beast no tiene nada que ver con la de Christophe Gans del 2014 pues a excepción de algunos momentos es calcada de la de Disney.

Condon renueva el cuento , vuelve a hechizarnos y emocionarnos con este musical al más puro estilo de Molino Rojo o Los Miserables.

Los aspectos técnicos son impresionantes , la fotografía y los suntuosos decorados dotan a la cinta del espíritu estilizado conformando todo un espectáculo visual.

La famosa escena del comedor , el baile o la del guardarropa sin dudas se deben al uso de la tecnología, recursos que en gran medida es el todo del conjunto.

Alan Menken fue el encargado de la música, los números emocionan y aun cuando Celine Dion interprete uno de los temas en los créditos y la hermosísima Beauty & The Beast ahora se escuche en las voces de Ariana Grande y John Legend sigue siendo para mí una de las canciones más hermosas de la historia del cine.

 

La absurda polémica gay

 

Quizás por avivar la polémica , tal vez como estrategia de marketing, lo cierto es que Beauty and the Beast no se escapó del estigma homófobo que los últimos tiempos sufren ciertos estrenos.

El filme fue prohibido en Malasia , Rusia y en el estado de Alabama todo porque se da a entender que LeFou el fiel amigo del villano Gastón tiene sentimientos amorosos hacia él , siendo este el primer personaje gay en la historia de Disney.

Increíble que en pleno 2017 estemos hablando sobre el tema.

 

Elenco de lujo

 

Encontrar actores que físicamente se parecieran y que cantaran, no debió ser tarea fácil.

Emma Watson, en la piel de Bella, la representación del feminismo en la actualidad, convence , tanto por su aspecto, como por esa ternura que transmite siempre en pantalla.

Dan Stevens, con sus hermosos ojos azules y a quién vemos todo el tiempo cubierto de pelos y con cuernos , me parece la elección perfecta para protagonista.

Luke Evans, siempre ha sido Gastón, sus rasgos no pueden ser más similares

Emma Thompson, Ewan McGregor y Ian McKellen asumen los roles más complejos dentro de la película, pero están simplemente geniales, sobre todo McGregor y Thompson, me hicieron reír en varias ocasiones.

 

Beauty and the Beast se disfruta y te transporta como solo el cine puede hacerlo, a un mundo lleno de magia y fantasía donde yo volví a sentirme niña

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s