Todo el universo de Stephen King en un solo libro

“La mayoría de esnobs que desprecian a Stephen King no lo conocen. Lo detestan porque no lo han leído, y no lo han leído porque lo detestan. Si le echaran un vistazo, sin embargo, descubrirían a un narrador de historias excepcional”, disparó el escritor peruano Santiago Roncagliolo en su columna en el diario español El País, en una oda al Rey que tituló “Yo sé quién no ganará el Nobel”. Era septiembre de 2013, y el premio sueco aquel año se fue con Alice Munro, algo que igual estuvo bien (aunque el escritor de Maine se merece todo tipo de honores).

Del segmento de presumidos que intentan denigrarlo con un “es solo un escritor de terror”, se encargó Roncagliolo con sagacidad: “Lo que más ansían los escritores del Nobel es alcanzar la inmortalidad. Y justo para derrotar a la muerte, Stephen King tiene aliados más poderosos que cualquier académico”. Y del fragmento de marcianos que no ama al Rey porque desconoce lo diverso de su obra, se encarga Ariel Bossi, que se dedica a investigarlo y coleccionarlo hace casi dos décadas.

Fundador de la librería “Restaurant de la Mente”, dedicada en exclusiva al autor de It y tantos otros éxitos, este fanático y metódico experto realizó un compendio monumental de información y curiosidades sobre el ídolo, que volcó en un libro de 564 páginas. Es, casi literalmente, un ladrillo para tirarle por la cabeza a cualquiera que intente privarse del manjar de Maine por temor al terror. Todo sobre King (Plaza & Janés, 2017) es un manual que intenta describir el universo creativo de uno de los escritores más prolíficos y de mayor éxito de la actualidad. Por eso es enorme.

todo+sobre+stephen+king.jpg

A ese público potencial, el que no se anima pero sospecha positivamente de King y no sabe bien por qué, el libro de Bossi le puede interesar y servir. Su oda de fan deja claro que el Rey transita, abarca y ofrece mucho más que terror, un género que (igual vale decir) no es para nada menor, y al que, si un día se le animan, nadie mejor que el creador de Cementerio de animales para descubrirse frente a un maestro que aterra si quiere, sí, pero, sobre todo, narra una distorsión posible del mundo actual, y atrapa siempre.

Todo sobre Stephen King se ordena en secciones. Comienza con una breve biografía del escritor, que va desde la infancia y adolescencia hasta su primera publicación profesional, Carrie, en 1974. Después, en “Vida y obra del Rey”, hay un recorrido cronológico de las novelas publicadas, en donde Bossi pone sinopsis, anécdotas sobre el origen, curiosidades y, si recuerda, conexiones con otras obras. Siguen los capítulos dedicados a Richard Bachman y a la Torre Oscura, con la misma fórmula, y después otro que cuenta la gesta de Rock Bottom Remainders, la banda de rock en la que toca el escritor. 

En el capítulo “El Desván”, Bossi recorre, con meticulosidad, las obras inéditas, incompletas o no publicadas, y también los guiones. “Stephen King en pantalla” es la compilación de las películas basadas en sus cuentos y novelas, o creadas especialmente. “Multimedia: cómics, audiolibros y videojuegos”, como indica su título, es un capítulo que registra eso. Casi un Excel. “Dibujando la oscuridad: los ilustradores”, hace lo mismo con los artistas que hicieron tapas o interiores. “El restaurante de la mente: coleccionando a King”, es en donde el fan y autor cuenta su experiencia personal, y muestra sus tesoros. Y el último capítulo, “Donde Habita el Horror”, es un recorrido por el Maine de King, tanto el real como el inventado en sus obras.

Stephen King junto a su mujer, Tabitha

El libro es el racconto de, como anuncia el título, la totalidad (o bueno, casi todo) de lo que el mítico autor publicó y no: lo inédito, el terror, el policial, lo fantástico, lo que versa sobre la condición humana, lo que escribió con seudónimo, su banda, algo de su vida y los miles de universos alrededor de su obra. Es mucho, todo eso está. Pero al ya convencido, al que Stephen King llama su “lector constante” y al que le escribe cartas y prólogos, a ese público, tal vez, el monumental trabajo de Bossi lo deje algo insatisfecho.

Para aquel que se sienta un poco experto, algo que el escritor propicia con su generosa comunicación, tal vez note en falta lo que nuestro chico de Maine dice y hace en política, por ejemplo. Tampoco hay una sección puntual que se detenga en sus apariciones frente a cámara, que hay muchísimas, algunas muy divertidas (como su debut en Knightriders junto a su esposa Tabitha, de George Romero, en 1981, o su último cameo en La cúpula, su propia serie, en 2014). De su prolífica y adorable cuenta de Twitter tampoco hay nada. Y las tramas de las novelas, cuentos y películas no son más que una suerte de contratapa. Bossi, argentino, escribe como en las traducciones de los libros de Plaza & Janes, que edita a Stephen King en castellano, la traducción española que leemos acá hace años. No queda claro si es un chiste o un juego, pero parece más una inexperiencia, lo que es una pena, ya que podría, una compilación tan extensa, tener, además de data, algún giro macabro, al menos un poco de pluma siniestra.

Pero para aquel que le interesen los datos, metódicamente ordenados, Todo sobre Stephen King alcanza, y entretiene. La intención de Bossi no puede haber sido develar nada desconocido, ya que lo que compila está en internet, pero es una gran y buena clasificación de información, que por la cantidad que hay disponible, el lector potencial no sabría, tal vez, por dónde comenzar a buscar si quisiera hacer su propia investigación. Lo personal, lo que hace único al material, es tal vez la parte del admirador y coleccionista, en dónde sin ser Annie Wilkes (la fan número uno, aterradora protagonista de Misery), el autor de esta gran enciclopedia muestra algunos de sus objetos de colección, que van entre ediciones limitadas hasta una fallida imagen de cuando le dio la mano a su ídolo, pero alguien se interpuso en la foto.

Todo sobre Stephen King es ideal para enterarse, en algunas pocas sentadas de lectura fácil, quién es de verdad el autor detrás de la tierna película Cuenta conmigo, que dirigió Bob Reiner en 1986, o quién escribió el folletín en el que se basó la conmovedora La milla verde, que llevó al cine Frank Darabont en 1999 protagonizada por Tom Hanks. Y entonces, en una suerte de charla con (o monologo de) el fan argentino número uno del Rey, algunos lectores ocasionales tal vez se conviertan en constantes, y entonces Bossi primero, y mucho otros después, les diremos: bienvenidos al club.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s