Paterson: el poeta de los fósforos

Jim Jarmusch presentó en el Festival de Cannes la película Paterson, drama que refleja el proceso creativo de un artista.

Paterson  trabaja como conductor de autobús en Paterson (Nueva Jersey). Cada mañana, el joven Paterson se levanta temprano, sin necesidad de utilizar despertador, y da un beso a su mujer, su amada Laura. Luego conduce el autobús y escribe en una libreta algunos poemas. Por la noche, visita el bar de un amigo donde se rinde homenaje a las figuras claves de la ciudad, como Lou Costello, Allen Ginsberg o Iggy Pop. Paterson, poeta en su tiempo libre, vive tranquilo en su discreta y rutinaria existencia. Las repeticiones marcan su vida cotidiana, su único compromiso diario es con la escritura de unos poemas que dan cuenta de su visión del mundo, mientras vive una bella historia de amor junto a su mujer.

Un guión de opereta donde el dibujo de los personajes es más bien un garabato. (…) lo que tendría que ser profundo pasa a ser tedioso y la reflexión se convierte en discurso (…) Una auténtica pena

Da muchas vueltas en círculo sin llegar realmente a ninguna parte

Dispersa, frustrante y nada envolvente

Paterson es anodina, repetitiva

Adam Driver sostiene con bastante brío su personaje, su aspecto físico lo ayuda en ello

La película resulta tan superficial como suave, a Paterson le falta belleza y frescura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s