Goat: el difícil mundo de la fraternidad

Andrew Neel se adentra en el retorcido mundo de los colegios y fiestas, con el filme Goat, drama independiente, provocador pero que no atrapa.

Después de un brutal asalto, un chico de 19 años se matricula con su hermano en la universidad. Ambos se integran a la misma fraternidad. La lealtad por su hermano será puesta a prueba cada día en este lugar.

Goat resulta una película más de momentos que de un organizado propósito, fuera de tono y un tanto desagradable.

Es una cinta oscura, alejada de lo sutil, crítica pero un poco incoherente en su narración

Sus ingredientes lascivos y descabellados funcionan convirtiéndola en un trabajo extravagante que algunos planos

recuerda a cierta obra famosa de Passolini.

Sin dudas Nick Jonas y Ben Schnetzer ofrecen un excelente trabajo, los fans quedarán complacidos.

No estoy segura de que Goat logre grandes cosas, pero las pequeñas las logra a la perfección

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s